domingo, 2 de septiembre de 2007

escenas


Siempre me toca ver escenas tristes, no se si las busco o si ellas me persiguen.
Estaba trabajando en la reparacion completa de unos departamentos en el centro de Oslo, el sector se llama Torshov. Mi compañero de trabajo Thomas, me pidio que lo esperara en la camioneta porque esa tarde necesitabamos entregar una maquina para lavar las fachadas. Durante mi espera, leì un libro sobre mercenarios que me recomendo mi marido,
mientras leìa vi por el espejo retrovisor a un hombre, no se si lo encontre atractivo, realmente no lo recuerdo pero por alguna extraña razon mi mirada se clavo en èl. Note que su caminar no era natural y que llevaba la mano izquierda en el bolsillo de su chaqueta. Note por su rostro que era joven, no mayor de 33 años.
Imagine que el tambien habia terminado un dia de trabajo como yo y que se dirigia a su casa donde lo esperaba su mujer quizas una hija y un perro y que cuando el perro lo viera entrar en la casa lo saludaria contento y le moveria la cola, que la mujer le abrazaria, ella llevaria un delantal, le ofreceria una silla para cenar juntos, ese bistec jugoso con pure de papas que habia preparado.
Mis ojos contemplaron ese caminar y cuando su figura se acercaba mas y mas a la camioneta solo ahi me di cuenta que su pierna era ortopedica, estuve un blanco.
Pero cuando lo vi subir al auto en el asiento del conductor, pense que cualquiera puede si de verdad se lo propone. Encendio el auto, lo puso en marcha y cuando paso el auto por mi costado note que no tenia niguna de sus manos.


1 comentario:

Perrita dijo...

hola perrita del sexo xd